Jugadas y posiciones de Billar de Tres Bandas

Gráficos aparecidos en el suplemento de "El País" a principios de los años noventa.
No me cansaré de decirles que el billar a tres bandas es de una gran belleza y espectacularidad, pero requiere mucha paciencia y horas de dedicación
Tres Bandas
tresbandas
efecto
No tiene otro nombre esta carambola sino el perogrullesco de tres bandas. Esta es una posición que se da con bastante frecuencia, y es de las más fáciles de ejecutar. Con un poco de efecto a la derecha, la bola del punto golpea a la blanca por la izquierda, haciendo el recorrido que indica el dibujo hasta el rincón, donde está la roja.
Tiene sin embargo, el inconveniente de que es un tipo de carambola que suele tener retruque, lo que quiere decir que la misma blanca se interpone entre la del punto, chocándola e impidiéndole llegar hasta el mingo (la roja). En su momento habrá que aprender a librar el retruque, pues quien hizo la ley hizo la trampa.
En esta caso, la bola del punto debe atacar con fuerza 2, pero dando a la bola ligeramente alto.
Tres Bandas (1)
tresbandas1
efecto
No tiene otro nombre esta carambola sino el perogrullesco de tres bandas. Esta es una posición que se da con bastante frecuencia, y es de las más fáciles de ejecutar. Con un poco de efecto a la derecha, la bola del punto golpea a la blanca por la izquierda, haciendo el recorrido que indica el dibujo hasta el rincón, donde está la roja.
Tiene sin embargo, el inconveniente de que es un tipo de carambola que suele tener retruque, lo que quiere decir que la misma blanca se interpone entre la del punto, chocándola e impidiéndole llegar hasta el mingo (la roja). En su momento habrá que aprender a librar el retruque, pues quien hizo la ley hizo la trampa.
En esta caso, la bola del punto debe atacar con fuerza 2, pero dando a la bola ligeramente alta.
Tres Bandas (2)
tresbandas2
efecto
Una carambola más, tendremos que darle muy alto a nuestra bola.
Mucha bola 2, sin efecto. Una especie de corrido.
No hay que olvidar que en el billar, aun dando a la bola contraria en la misma dirección, depende de la intensidad. Las bolas, repito, hacen exactamente lo que se les manda; ya que no tienen vida propia, como es lógico.
Tampoco me cansaré de repetirles las muchas veces que hay que insistir sobre una misma posición, sin desesperarse porque no se consiga la carambola. Ya saben, desde el principio, que este deporte es sumamente difícil y requiere una gran paciencia. La recompensa llegará en su día.
Cuatro Bandas
cuatro bandas
efecto
Dentro del billar a tres bandas, naturalmente va implícito el billar a cuatro, puesto que, como se recordará, el billar a banda es el de una o más, y el de tres son tres o más bandas; ya en semanas anteriores hemos visto algún ejemplo.
En esta figura, la bola jugadora o del punto efectúa un pase bola con apenas ningún efecto, o sea, sin efecto, dando muy poca bola por la izquierda. Con una fuerza 2; es decir, una fuerza intermedia.
Observen con atención nuestro grabado de hoy y procuren que su bola siga la dirección de la flecha, atacándola sin efecto; pero en la parte superior, porque si no su bola se quedaría parada.
Cabaña
cabaña
efecto
También es esta una posición que se da con frecuencia. Y hay dos clases de cabañas; la corta y la larga.
La corta es la que apreciamos en el dibujo. La bola del punto golpea la roja y da en la banda larga, luego pasa a la corta, viene a la larga y sigue hasta el rincón donde está la blanca. Y se llama cabaña corta porque la segunda banda que toca es la corta. En la posición en que la bola jugadora diera primero en la corta y luego en la larga sería cabaña larga.
Aún teniendo en cuenta que ninguna carambola es facil o está hecha a tres bandas, no es esta de las más difíciles, ni mucho menos, pero hace falta mucho entrenamiento hasta llegar a tener cierto dominio de esta carambola. La verdad es que nunca se domina nada, pero con esfuerzo y paciencia puede parecerlo. En este caso se debe aplicar efecto en el centro y fuerza 2.
Hay que adquirir la correcta posición del cuerpo al atacar la bola. El pie izquierdo, siempre adelantado. el cuerpo debe estar relajado, pues cualquier postura forzada impide conseguir la carambola.
Es conveniente practicar cuantas veces sea necesario para conseguir la carambola. Al final, el billar da sus frutos.
Cabaña retroceso
cabaña retroceso
efecto
Para hacer que la bola retroceda hay que atacarla dándole en la parte inferior.
Así retrocede directamente hacia nosotros. pero puede existir el matiz de que no sea exactamente hacia nosotros, sino hacia atrás y al mismo tiempo a la derecha, como sucede en el dibujo; 0 sea, abajo y a la derecha al mismo tiempo.
Debe ser un golpe seco, contundente, pero a la vez penetrante, como queriendo atravesar la bola. Si tal como se lo digo a ustedes logran realizarlo, la bola jugadora, la nuestra, la de¡ punto, haría el recorrido que se ve en el grabado, cumpliendo así la misión -siempre difícil- de haber tocado las tres bandas, que es de lo que se trata.
Naturalmente, es conveniente que antes de intentar esta carambola practiquen el retroceso en sus distintas variedades: hacia atrás solamente, hacia atrás y a la derecha, hacia atrás y a la izquierda.
Y no olviden de dar tiza con frecuencia si no quieren cometer pifia.
Cabaña larga
cabaña larga
efecto
Si observan bien el grabado verán que nuestra bola del punto ha hecho carambola, pero no a tres bandas, sino a dos, lo cual es como si no hubiéramos hecho nada, ya que estamos en el juego de las tres bandas o más, pero nunca menos de tres.
Como puede apreciarse, nuestra bola golpea la roja, toma la banda corta, luego la larga y baja derecha hacia la blanca. Lo cierto y verdad es que esta carambola, conseguirla a tres bandas, tiene mucho de casual, ya que precisar nuestra bola a un centímetro, bien a la derecha o bien a la izquierda de la blanca, para que se den las tres bandas, es sumamente difícil, pero no hay otra solución. No hay que olvidar que también en el billar la suerte tiene su parcelita, que nunca hay que despreciar.
Tal y como vemos la posición de la bola roja en el grabado, tendremos que cogerla fina -es decir, poca cantidad de bola en la roja-, pues de lo contrario podríamos fallarla por mucha diferencia. Y en billar, aunque no se consiga la carambola, lo importante es aproximarse.
Eso quiere decir que estamos jugando bien, aunque la suerte no nos acompañe. Ahora comprenderán por qué le hemos llamado cabaña falsa.
Cabaña corta
cabaña corta
efecto
Esta carambola debe atacarse con medio efecto de la izquierda, tal como se indica en el grafico.
Pero no con golpe seco ni demasiado fuerte, sino como si la acompañaramos con nuestro propio cuerpo, consiguiendo o intentando medio recorrido.
No está de más recordar que este tipo de billar debe realizarse sobre una mesa que reuna las debidas condiciones de juego limpieza de mesa y bolas, temperatura, luz adecuada etc.
Y naturalmente un taco que responda a lo que se exige de él. Tampoco hay que comprarse el Rolls-Royce de los tacos, porque los hay bastante buenos y asequibles.
Cabaña larga - 1
cabaña larga1
efecto
Tenemos aquí otra carambola de la misma gama que la de la semana anterior, con la dificultad de que nuestra bola jugadora tiene que hacer un recorrido más largo y, por tanto, la dificultad es sensiblemente mayor.
Pero una vez que la manera de atacar esté dentro de nuestro cerebro, lo demás se dará por añadidura.
En este caso ningún efecto, el punto en el mismo centro de la bola.
Cabaña larga - 2
cabaña larga 2
efecto
Seguimos en carambolas de la misma familia.
Son variantes, o sea, parientes, hermanas, primas, cuñadas o como lo queramos llamar. Pero creo que es la mejor forma de que nos entendamos todos, aunque no es muy corriente que las familias se entiendan tan bien como nosotros, que ni nos conocemos. Fíjense bien en el grabado de aquí abajo y traten de que su bola haga el recorrido que se indica. También sin efecto en este caso.
Contraefecto
contraefecto
efecto
Aunque, como podemos comprobar por el dibujo, se realiza un ataque sobre la bola blanca con efecto de la derecha, al tocar la bola blanca se cambia el efecto y la bola del punto, la nuestra, efectúa el recorrido que se ve en el grabado.
También es ésta una bola de no fácil ejecución, como la mayoría, pero no imposible, ya que no existe la carambola imposible, como hemos dicho anteriormente en semanas pasadas. Lo que resulta necesario es no desanimarse cuando la carambola se resiste a salir.
Siempre es defecto nuestro, ya que las bolas son incapaces de hacer otra cosa que no sea la que se les manda. Las bolas y sus choques no tienen opinión propia. Obedecen a leyes físicas inmutables. Siempre, sin excepción, se limitan a obedecer la orden que se les ha dado.
Así que ya lo saben, y a mandar.
Bricol contraefecto
bricol contraefecto
efecto
El quid de esta carambola está precisamente en dar a la bola jugadora efecto contrario, o sea, de la derecha, lo opuesto a lo que parecería más lógico, ya que de esta manera se consigue que, enviándola al rombo tres de la banda larga de la derecha, luego la bola vaya hasta casi el rincón, pero dando antes en la banda larga de la izquierda, y así poder efectuar el recorrido tal y como dice el grabado.
En el billar, como irán apreciando poco a poco, pueden conseguirse los recorridos más inverosímiles por imposibles que parezcan.
Pero también para esto es necesario jugar en una mesa que reúna las debidas condiciones: limpieza de bolas y paño, taco adecuado, luz en su justo lugar, temperatura de la mesa, etcétera.
Piense que, si el billar fuera un juego fácil, en poco tiempo habrían perdido toda ilusión.
Bricol 4 Bandas
bricol 4 bandas
efecto
De ambas formas puede llamarse a este ejercicio de carambola: lujo o bricol, si bien se usa entre los billaristas profesionales más la palabra bricol que lujo. Digamos que lujo es palabra más tabernaria, más popular, pero menos técnica. Aunque, repito, de ambas formas se puede expresar sin incurrir en desatino.
Bien, pues el lujo o bricol se usa solamente para un tipo de carambola. Me explico: cuando las dos bolas contrarias a la nuestra, o sea, la blanca y la roja, se hallan juntas, y la del punto o bola jugadora está alejada de ellas, hay que buscar el ángulo, el recorrido idóneo para que toque tres o más bandas, y luego llegue al centro de las otras dos, produciéndose así la carambola.
Observen que en el dibujo nuestra bola se halla en el rincón y las otras dos están en la banda larga contraria. Y además, en este caso, verán una carambola de lujo o bricol a cinco bandas. La bola del punto (sigan el dibujo) da en la banda larga, luego va a la corta, de allí viene a la otra banda larga, baja a la corta, de nuevo a la larga y... ¡carambola!
Bricol 5 Bandas
bricol 5 bandas
efecto
La gama de los bricoles o lujos es extensísima, y conviene tener una idea general de las distintas, aunque parecidas, posiciones. La que damos hoy en el dibujo es una de las que se suele dar con más frecuencia modulada y sin modular.
Si nuestra bola del punto se halla en el rincón, tal y como vemos abajo, y las otras dos en el rincón de la misma banda, deberemos atacar, incidiendo en el primer rombo de la banda larga contraria, de manera que hará el recorrido que indican los puntos.
Bien es verdad que nada hay exacto en el billar. Ni exacto ni infalible, ya que a veces, la mayoría la trayectoria depende de la fuerza que hemos dado a nuestra bola.
Porque repito, una y mil veces más, que saliendo del mismo punto hacia otro punto determinado, el recorrido no será siempre el mismo, puesto que siempre dependerá también de la fuerza. En este caso, debe ser una fuerza 2, ni muy fuerte ni demasiado flojo, dando en Zaragoza en nuestro imaginario mapa esférico.
No es necesario decirles una vez más que las carambolas hay que repetirlas cuantas más veces mejor, hasta que sintamos la carambola en el cerebro, teniendo casi la certeza de que la vamos a hacer.
Bricol 9 Bandas
bricol 9 bandas
efecto
Para que nuestra bola realice grandes recorridos no es necesario sacudirle un porrazo como si se tratara de pinchar una aceituna, sino darle de tal manera que ande lo más posible con el menor esfuerzo.
Esto es algo que, si no se puede explicar bien desde aquí, irán conociendo con la propia experiencia, de igual manera que los grandes jugadores de golf mandan la bolita a 300 metros sin que hayan querido reventar sus pelotitas.
Estando las bolas juntas, la blanca y la roja, como se indica en el dibujo, junto al rombo tres de la banda corta, y la nuestra en ese lugar confuso, a la altura del segundo rombo de las bandas largas, cabe la posibilidad de realizar la carambola no a tres bandas, sino a nueve.
Naturalmente ésta es una posición excepcional, más para impresionar al público que para la práctica consecución de la carambola. Podríamos decir que se trata de una carambola de fantasía.
Bricol antebanda
bricol antebanda
efecto
Es este un bricol de gran sensibilidad. No hay que dar primero a la bola, puesto que, como es lógico, entonces no sería bricol.Pero hay que tomar poca bola roja, o sea fina, para que luego el recorrido sea el idóneo. Tampoco aquí conviene dar ningún tipo de efecto, ya que la bola lo toma por si misma. O sea, y para seguir entendiéndonos, demos a la bola en Madrid, o en su sierra; es decir, algo más al Norte.
En esta posición se recomienda el bricol, ya que, si queremos hacerlo dando primero bola, al estar la roja pegada a la banda, nos exponemos a sufrir un remache y fallarla por varios kilómetros. Lo cual no quiere decir que no se puede conseguir dando primero bola; pero todo buen billarista debe intentar la carambola por el lugar y sitio más fácil.
Naturalmente, este ejemplo de bola nos sirve también para ir ejecutando sus variantes; o sea, cuando la roja está algo más arriba o más abajo, lo que nos obligará a tomar más o menos cantidad de bola roja.
¡Ah!, y nunca dejen de fijarse en los rombos que adornan la mesa. Son puntos de referencia que nos ayudarán a conocer el recorrido de las bolas. Sin ellos es imposible dominar el billar a tres bandas.
Bricol antebanda (1)
bricol antebanda 1
efecto
Fíjense bien en el dibujo. Verán que la bola del punto, que es siempre la bola del jugador, da antes en la banda larga de la izquierda, juego golpea la bola blanca, vuelve a la banda larga, baja hasta la banda corta (ya lleva tres bandas) y da por último a la roja.
Digamos que se trata de una especie de bricol o lujo; pero en este caso, y al no ser un bricol propiamente dicho, se llama antebanda: ante, de antes, y banda, de banda.
Una vez más les indico que cada carambola conviene repetirla varias veces, hasta que ésta entre en sus caletres poco acostumbrados.
Antebanda retroceso
antebanda retroceso
efecto
Si ya vieron lo que era la antebanda, ahora, siempre fijándose en la ilustración, también podrán ver y asimilar lo que es la antebanda retroceso, puesto que las mismas palabras lo dicen.
A pesar de tratarse de un ángulo difícil, esta vez golpearemos nuestra bola del punto abajo y a la derecha, o sea, en Murcia. Verán asombrados (si lo consiguen) cómo la bola baja desde la banda larga de la derecha hasta la banda larga de la izquierda, muy cerca del rincón, dando seguidamente en la banda corta y golpeando finalmente la bola blanca, con lo que se ha producido la carambola.
Este es un golpe algo más fuerte, seco y preciso, como si se tratara de retroceder directamente desde la banda.
Corrido
corrido
efecto
Corrido o corrida es un golpe en el que nuestra bola del punto incide de lleno sobre otra bola de manera que sigue la misma trayectoria que se le dio en principio.
Observen el grabado y verán cómo la bola del punto golpea la blanca y continúa una trayectoria de tres bandas hasta golpear la roja. Se trata de un golpe penetrado como intentando atravesar la bola blanca, cosa que ya sabemos es imposible, por muchas veces que se intente.
Esta carambola debe atacarse alta y con efecto de la derecha. Fuerza media
Fueté corrido
fueté corrido
efecto
Este es un golpe realmente difícil y que requiere mucho entrenamiento, ya que se trata de un golpe de penetración, un corrido que, dada la proximidad de la bola jugadora (la del punto) con la roja, es muy fácil eso que llamamos meter el taco. 0 sea, se trata de un golpe sucio, en el que el mingo sale arrastrado de mala manera.
Lo que hay que hacer es conseguir un golpe seco, de puro corrido, pero saliendo nuestra bola limpia y haciendo el recorrido que indica el dibujo. La mano derecha ha de estar suelta y se debe realizar sin miedo, sin el previo complejo de que la vamos a hacer.
Pasebola
pasebola
efecto
Al decir pasebola no es que le demos permiso a la bola para que pase, o que la llamemos de usted; "Pase, bola", sino que se trata de una sola palabra: pasebola. Y aquí es conveniente que estudien bien el dibujo, que se fijen, que el fijarse da esplendor.
Observen que nuestra bola, la del punto, choca con la blanca por la parte de la derecha, la parte que está más cerca de la banda, pero como tiraremos con efecto de la izquierda, cuando nuestra bola toque la banda, saldrá hacia la izquierda, llegando a la banda corta, de allí a la otra larga y carambola sobre la roja, tal y como se ve en el dibujo.
De cualquier manera, nunca hay que olvidar que cada carambola, se consiga o no se consiga, debe repetirse muchas veces, hasta que entre en nuestro cerebro.
Remache
remache
efecto
En el juego del billar se llama remache cuando la bola jugadora (la del punto) choca contra la roja de manera frontal. Es decir, y para ser más claro, que choca a lo bruto.
Es como si pretendiéramos con nuestra bola aplastar la roja, reventarla. Naturalmente, y como esto no es posible, nuestra bola lo que hace es retroceder y efectuar el recorrido que vemos en el dibujo: la del punto sobre la roja, vuelve a la banda larga, sube a la corta, pasa a la otra banda larga de enfrente y de allí va a buscar la blanca, habiendo cumplido ya su compromiso de haber tocado tres bandas.
Esta carambola debe tirarse con fuerza 3, o sea, fuerte y con efecto de la izquierda.
Es bueno, e incluso necesario, recordar siempre cuál debe ser la posición correcta del cuerpo: el pie izquierdo adelantado, pero de forma que nos sintamos cómodos.
Repetición de Banda
repeticion banda
efecto
He aquí una de las carambolas de tres bandas más difíciles de ejecutar: la repetición de banda.
Fijémonos en el dibujo. La bola jugadora, o sea, la del punto, está enfrentada a la blanca, mientras que la roja está casi en el rincón. Y se trata de que nuestra bola golpee sobre la blanca, de manera que, una vez que haya tocado la banda larga, se retire y vuelva hacia ella de nuevo, y baje a buscar la roja, con lo que se habrán cumplido las tres bandas.
Pero es éste un golpe que requiere mucho entrenamiento, por ser uno de los que más dificultades encierran. Se trata de un golpe de gran penetración, dando, para entendernos, en Gijón. 0, lo que es lo mismo, en la parte alta de la bola, pero ligeramente escorada hacia la izquierda.
Esta carambola tiene la dificultad de que, si pegamos a la blanca en el mismo centro, la bola saldrá rechazada, pero si damos un poquito a la izquierda, la bola puede hacer el movimiento deseado de retroceder para volver a buscar la banda.
Doblete o Muelle
doblete
efecto
Fíjense bien en el dibujo. No se cansen. Hagan entrar en sus cerebros -que sé que los tienen- la posición de estas bolas.
La roja y la blanca están en el centro de la mesa, enfrentadas. La nuestra, la del punto, casi formando un triángulo isósceles, que es el etiqueta negra de los ángulos. No disponernos de una buena posición para hacer la carambola por los rincones.
Entonces aparece esta solución, llamada doblete o muelle, que consiste en que la bola del punto pegue a la blanca por la derecha, pero fina y con ligero efecto de la izquierda, de manera que vuelva a la banda larga, de nuevo vaya a la banda larga de enfrente, y de allí haga carambola con la roja.
Sigan con la vista y con la imaginación el recorrido, hasta llegar a comprenderla, y que mentalmente la vean como posible y hasta fácil. Yo sé que cuando empiecen a practicar esta carambola se pueden desanimar por la cantidad de veces que fallarán. Pero éste es uno de los misterios y de la belleza del billar: nunca da nada sin esfuerzo.
Por otra parte, pueden comprender que si se tratara de un juego-deporte de fácil dominio, a los tres días estarían aburridos.
Encuentro
encuentro
efecto
La misma palabra lo dice: encuentro. La bola del punto o bola jugadora incide sobre la roja por la derecha y con efecto del mismo lado: banda larga de enfrente-+.0, banda corta y nuevamente banda larga.
Observaremos que la bola roja (o mingo) se desliza hacia la izquierda hasta llegar al rincón en el mismo momento que llega la del punto, que es donde se realiza el encuentro, produciéndose así la carambola, con su recorrido a tres bandas.
No conviene olvidar que al hablar de bandas, se trata en realidad de las paredes de la mesa, y no de nada que tenga que ver con bandas de música.
En cuanto a la fuerza que hay que imprimir a la tacada, digamos que sería un impulso de fuerza 2 si hacemos la siguiente clasificación:
Fuerza 1: ataque suave, pausado, casi lento.
Fuerza 2: ataque algo más violento, preciso, seco.
Fuerza 3: ataque violento, contundente.
Massé
massé
efecto
He aquí uno de los golpes verdaderamente difíciles, ya que nuestra bola jugadora, o sea, la del punto, ha de ser atacada con el taco en vertical.
A esta jugada o ataque se le llama massé, y es la única manera que tenemos para conseguir que la bola describa un círculo o un semicírculo. Si observan bien el dibujo, se darán cuenta de que con el taco horizontal nunca se podría llegar desde la posición en que se encuentra la bola del punto hasta el primer rombo de la banda larga derecha.
Y solamente haciendo que la bola describa dicho semicírculo podríamos conseguirlo. Y para ello, repito, la única manera que hay es efectuando el massé, pinchando la bola con el taco casi en vertical, y con efecto de la izquierda, como si, viendo la bola blanca desde arriba o encima de ella, pincháramos un poquito más adentro, para no hacer pifia.
Prueben y procuren no romper el paño.
Renversé
reversé
efecto
Renversé quiere decir repetición de banda. Como se ve en el dibujo, la bola jugadora, toca la banda larga, después la corta y nuevamente vuelve a la larga, con lo cual se producen las tres bandas, con el recorrido que se aprecia en el gráfico.
Téngase en cuenta que decir "tres bandas", es decir tres bandas o más, pero nunca menos de tres.
Hay carambolas de siete bandas, como veremos en su momento.
Evitar Retruque
evitar el retruque
efecto
Durante cuatro semanas consecutivas vamos a analizar unas posiciones de tres bandas muy parecidas, pero no iguales, ya que si fueran iguales sería como comer cuatro veces el mismo plato.
Sin embargo, guardan entre sí un gran parecido. Pero sólo eso: parecido, ya que en billar la menor diferencia puede ser también una gran diferencia. Observen la posición de las bolas en el dibujo.
La bola jugadora, la del punto, incide sobre la blanca por la parte de la izquierda, con efecto de la derecha.
Este tipo de carambolas suele tener retruque con bastante facilidad, y esto es lo que hay que evitar. Para ello, en el caso que nos ocupa, deberá elevarse un poco el taco por la parte de atrás, limar varias veces y pararse al final. Luego, disparar, como es lógico.
Evitar Retruque (1)
evitar el retruque1
efecto
Si comparan esta carambola con la de la semana pasada, verán que la posición es parecida, y, sin embargo,. bastante diferente.
En este caso habrá que jugarla igual que la anterior, pero con menos efecto. Si en aquélla había que dar en Castellón de la Plana, en ésta hay que dar en Guadalajara.
Las líneas de puntos nos indican el recorrido de la bola 2, que es la que desplazamos con la bola 1, ya que, conociendo el camino que sigue la bola 2, sabremos asimismo cómo evitar los retruques, que suelen ser la maldición de esta modalidad de tres bandas.
A veces, el jugador novel se desespera y piensa que todas tienen retruque. Y lo cierto es que muchas lo tienen, pero la habilidad y el conocimiento, además de la experiencia, nos enseñan a evitarlos.
Evitar Retruque (2)
evitar el retruque
efecto
Esta carambola pertenece a la misma gama.
Pero al estar la bola 2 más alejada habrá que dar aún menos efecto.
Y así la bola ya se encarga por sí misma de hacer el recorrido idóneo, porque ellas (las bolas) simplemente hacen lo que tienen que hacer, si están bien dirigidas.
Prueben lo que les digo hasta que lo consigan, y que jamás cunda el desaliento.
Evitar Retruque (3)
evitar el retruque
efecto
En esta posición, la bola 2 está tan cerca de la banda larga de la izquierda que habrá que ejecutar un pase bola tal y como indica la figura.
Con mucho efecto de la derecha, se incide sobre la parte izquierda de la bola, que irá a chocar con el centro de la banda corta de arriba y seguirá el recorrido indicado en el dibujo. Nunca dejen de observar el recorrido de la línea de puntos, que es el de la bola 2, con el fin de que no se interponga y se produzca el malvado retruque.
Hemos visto hasta ahora cuatro carambolas de la misma familia, pero con los matices de diferenciación suficientes para no ser confundidas, ya que cada una tiene su propia personalidad.
Ni que decir tiene a estas alturas que suponemos estar jugando en una mesa de campeonato; es decir, de 3 por 1,5 metros.
Sigan practicando y enhorabuena. Seguro que han adelantado ya más de lo que creen sus amigos.